PERDIDO

viernes, 26 de enero de 2018

Había perdido el alma
camino hacia el bosque
pero comprendió que el bosque era su alma
y se perdió en aquella húmeda espesura
de alerces,  pinos y robles...
En uno de los bosques había una rama dorada
y-como Eneas- intentó romperla
y así al descender al Averno
ofrecerla como davida a Proserpina
a cambio de besar sus pezones
con aroma de asfodelos.
No pudo separar la rama de la corteza.
Comprendió que esa rama dorada
no era su destino
ni descender al Averno
ni los muslos húmedos
de una diosa...

ÚLTIMO INSOMNIO DE VIRGINIA WOOLF

"Esta noche
-en plena charla con las tinieblas-
mis palabras toman ese color de rododendros
que bordean caminos otoñales, castillos abandonados,
puentes donde los cuervos meditan.
Esta noche no vendrán las polillas a posarse
en la cansada luz de mis palabras,
mis palabras que se tiñen de ese rosa pálido
con que a veces los rostros de la memoria seducen
al olvido en el bosque de Elvedon:
rostros tan puros como el vuelo
de una cigüeña al amanecer,
rostros que me hablan con voz
de azul-niña en las tinieblas...

(this is you around, Percival
this is you, Rodha?)

...con un lenguaje serafico de ola o cuclillo.
Y yo les respondo con un susurro de suicidas
mariposas rumbo al fuego."

(2003)